AUDIENCIA

ISABEL FRAILE SANCHEZ · Arucas (LAS PALMAS) 

Sr. Juez: Gracias por concederme esta audiencia para explicar lo ocurrido. Soy mariscador desde niño. En el pueblo me conocen de toda la vida y saben que soy buena gente. Por eso me extraña todo este revuelo. Mis hijos me invitaron a pasar las Navidades con ellos, que se fueron a la capital porque tanto esfuerzo en la mar, pues como que no… ya ve, uno de ellos es mi abogado. Yo quería llevarles lo mejor. No me imaginaba que los mariscos rompieran la caja donde los había colocado, y se pusieran a caminar por el avión. Ni que el azafato gritase de aquella manera y los pasajeros corrieran por los pasillos… Yo intentaba calmarles, explicarles, con un bogavante en la mano, que tenían sus pinzas amarradas. Fue cuando aquel sargento me tiró al suelo. Le juro que no soy ningún terrorista.

 

 

Queremos saber tu opinión