Asesinato a la marinera

SONIA MENDEZ CARRASCO · Gerona 

Habían conseguido la máxima audiencia de la temporada; un éxito pasajero y fugaz. Aquel era el último capitulo de “Cocina al cocinero” y como plato estrella: Bogavante a la marinera. Sucedió todo durante la culminación del plato -explicaba perplejo el sargento- Se apagaron las luces, el público enmudeció durante unos segundos y se oyó un ruido fuerte y seco, seguido de un gran estruendo. Se encendieron las luces y encima el escenario, yacía el cuerpo sin vida del atractivo azafato del programa. Y a la espera que se esclareciera lo sucedido, restaba inmóvil y paciente su cuerpo, rodeado de restos de comida, de platos rotos y como bogavante por sombrero. Quinientos testigos de público, una grabación en directo, tres personas sobre el escenario, seis cámaras, tres focos y sin embargo, tenía ante mí, uno de los asesinatos más complicados de mi carrera.

 

 

Queremos saber tu opinión