Traje de Faralaes

Matilde Hurtado Limiñana · Madrid 

Me fumo un cigarro tras otro, la papiroflexia me relaja haciendo la proa de un barco de papel, aunque para salvar al acusado tendré que hacer encaje de bolillos. A quién se le ocurre matar a plena luz del día, teniendo como testigo a toda la Feria de Abril. El argumento no puede ser otro que enajenación mental transitoria debido al conflicto mental de verse vestido con un traje de faralaes rosa fuxia con lunares verde menta, él que siempre optó por los tonos suaves y degradé. Sin duda este hecho le nubló el entendimiento, cuando además y tal como le indicó al fiscal en el interrogatorio, – “me da igual la pena que me imponga zabe usté, pero haga el favor de coordinar esa corbata con la toga y no se me ponga zapatos de cocodrilo que ya no se lleva” Nadie entendía su transexualidad y su modista tampoco.

 

 

 

Queremos saber tu opinión