LA DUDA

Juan Carlos Somoza García · BILBAO 

Decía ser mi amigo, mi amigo invisible. ¡l, doctor en Derecho, y yo, el graduado más joven de la promoción; él era como un barco sólido y estable, y yo una falúa solitaria con las velas rotas; tenía la robusta propiedad de un cigarro cohíba, mientras yo era como el canuto de hierba hecho con la hoja roja del librillo. Ideamos juntos días de feria para alternar con la rutina, pero fue con la séptima víctima visible cuando cometió el error dejando pistas evidentes. Luego, en el encaje del procedimiento, él, cobarde, se erigió en juez prevaricador y me convirtió en acusado. El fiscal solo tuvo que actuar con actitud forzada, de oficio. Ahora, él ha regresado conmigo. Nuestras vestimentas son blancas, las paredes blancas, y los días blancos van cayéndose de un calendario vacío de futuro. Me asalta una duda: ¡¨Quién de los dos es el amigo invisible?

 

 

Queremos saber tu opinión