Enfrentar

Estela Antin · Guadalajara 

La vida no es tan fácil, mi amor. Uno no se fuma un cigarro y decide subirse a un barco para que todo encaje. Uno no se va de feria o de vacaciones o de fin de semana a la playa para disimular la realidad, cruel, sí, como dice el tango. Uno no abre la nevera y coge el frasco de la libertad y bebe un trago y lo cierra bien fuerte apretando el tapón y lo guarda y se lanza a la calle como en una película. La vida no es una película, mi amor. Y si te han acusado de algo tan grave como lo que me estás contando, tendrás que coger el toro por los cuernos, hincar el diente, ponerte la peineta, rasgarte la camisa, cantarte las cuarenta. Y buscarte un abogado, cuanto antes, claro. Y que sea de los buenos.

 

 

Queremos saber tu opinión