Destino por la borda.

¡µlvaro Fernández · Ciudad Autónoma de Buenos Aires) (Argentina) 

El destino juega con las vidas de las personas. Las quita o las pone, las distancia o las arrima, o las cruza en el azar que les teje a bordo de un barco que, de noche, celebra. La feria judicial es un hecho y los integrantes del tribunal no sólo brindan por el arribo de sus ansiadas vacaciones sino que también lo hacen por la exitosa resolución de un caso resonante. Un pez gordo ha caído y eso se festeja. La jueza luce esplendida. Un negro vestido con encaje en el escote la entuba sensualmente. Bebe y sonríe. Es bella y alguien que enciende un cigarro la encuentra en una mirada. Se dejan llevar hacia la oscura proa y luego de besarse con lujuria, el acusado, el pez gordo, pero fuera del agua, tira a la jueza por la borda.

 

 

Queremos saber tu opinión