Asesina confesa

M¡¦ Dolores Serrano ¡µlvarez · Arganda del Rey (Madrid) 

Lo confieso, he matado a mi marido. Y el fiscal alega tener pruebas irrefutables. Por suerte, soy de las típicas mujeres que arregladas cambio un montón. Estos días, durante el juicio, me sentaba en el banquillo de los acusados con un moño y la cara lavada. Esto, sin que lo supiera mi abogado, formaba parte de mi defensa. Sin embargo esta noche me he puesto ropa interior de encaje y un vestido ceñido. La feria ha sido el lugar elegido para mi cacería. Allí estaba él, con el cigarro posado entre los labios, ¡tan sexy! No me ha costado mucho seducirlo y montarlo en el barco ha sido también bastante sencillo. Iba tan borracho que me saludaba feliz desde la cubierta. Mañana por fin se hará justicia. Seré declarada inocente porque el fiscal no se presentará con ninguna prueba. Y es que cruzar el Atlántico lleva su tiempo.

 

 

Queremos saber tu opinión