La revisión anual

FCO. JAVIER GUILL¡N DOMí–NGUEZ · Dos Hermanas (Sevilla) 

El jueves voy a Cuenca, por eso cogí la cita para hoy. La enfermera sonríe como siempre cuando me hace pasar y el doctor lleva el mismo bigote, que parece de diseño. Con el ojo derecho no tengo problemas para recitar las letras de la última fila. Con el izquierdo me cuesta más acertar, pero intuyo que ahora la tercera es una V. Según el informe, no hay señal que indique la existencia de problemas de vista. Sobre la firma, un sello color azul lo certifica. En la calle respiro aliviado. La empresa no pasa por buen momento y la dirección ha anunciado que prescindirá de los que necesiten gafas. Frente a un cartel de Sabina llamo al cliente para confirmar mi asistencia y preguntar la hora de mi personación. Hemos quedado antes para repasarlo todo. Se le nota contento de habernos contratado. Como dice, quedan pocos testigos de confianza.

 

 

Queremos saber tu opinión