Juicio generacional

Alejandro Martínez Turégano 

Acudo a mi primer “juicio generacional” como hijo del juez. Bajo este nombre se denominan actualmente aquellas causas abiertas que precisan de más de una generación para su resolución. En estos casos los testigos, abogados, jueces,… de mayor edad deben asegurar su asistencia mediante la delegación de personación en sus descendientes, siguiendo una estricta línea de descendencia. Puede incluso darse el caso de tener que clonar al acusado para garantizar el cumplimiento de su condena. En estas ocasiones la vista oral se alarga el tiempo necesario, pudiendo sobrepasar los cien años. Todavía recuerdo con ironía cuando en el S.XXI se quejaban de la lentitud de la justicia. Yo era estudiante de arquitectura pero como mi padre era ya mayor tuve que incorporarme a un módulo de aprendizaje acelerado y ahora puedo llevar la toga en su nombre. Espero salir pronto de aquí, el diseño de la sala es horrible.

 

 

Queremos saber tu opinión