El usuario

Susana San Miguel · Vitoria 

Ya sabía de él antes de que me contratara. Este hacker informático, que no conocí personalmente hasta el día de la vista, había conseguido mucha popularidad vulnerando la seguridad de la web de la Casa Real. Los teleñecos usurpaban las identidades de sus miembros, vestidos de gala para la ocasión, portando un manifiesto sobre la reducción del gasto público. Logró mejorar notoriamente el diseño de la página, aunque su ocurrencia acabó en el Juzgado. Mi cliente-usuario, cada vez que deseaba comentar alguna cuestión del caso, activaba una señal de alarma en mi ordenador. Esto lo bloqueaba de tal forma, que no podía preparar ni un simple escrito de personación, haciendo obligatoria mi asistencia a su reunión virtual. Tenía estilo. Me ayudó mucho a preparar su defensa, «todo está en la red» decía, incluída la Sentencia de Su Señoría, a quién sospecho también influyó en su redacción final.

 

 

Queremos saber tu opinión