Bajo las sábanas

Juan Carlos Colás Ruiz de Azagra · Zaragoza 

No recordaba nada. Las voces que ahora me rodeaban, hablaban de amnesia traumática retrograda. Luz blanca. Una sirena. La boca seca y la vista cansada. Alguien exigía mi personación en el juzgado. Mientras, yo observaba bajo las sábanas cada señal en mi cuerpo como un auténtico muestrario del cruel martirio al que había sido sometida. Pero yo no recordaba nada. Una vez incorporada y vestida con la asistencia de una ATS, entró mi abogado con un impecable traje gris marengo y unas gafas de diseño, me sonrió y ladeó la cabeza. Trás él apareció una agente policial quien, con suma delicadeza y cierto rubor, me puso las esposas y fue en ese justo momento cuando recordé con absoluta nitidez el homicidio de mi marido.

 

 

Queremos saber tu opinión