Ausencia desapercibida

Catalina Oliver Roig · Felanitx (Mallorca) 

No lo entiende. Ha recibido una citación del juzgado en la que se requiere su personación para el día siguiente. Sin duda es una señal de que algo no anda como debe hacerlo. Pero él recuerda muy bien aquel día: había sido muy cuidadoso y no había dejado a la vista nada que pudiera identificarle. Entonces… ¿Qué pueden querer de él aquellos siniestros personajes vestidos de negro? Su simple imagen le horroriza. ¿Quién debió ser el encargado del diseño de semejante disfraz? Pero… ¿Cómo puede pensar en frivolidades en un momento como este? No quiere ni imaginar lo que supondrá si ellos encuentran algo. ¿Necesita un abogado? Aleja de su mente este tipo de pensamientos refugiándose en el fondo de su armario. Debe preparar su asistencia al acto con una imagen impoluta. Pero al día siguiente, él, simplemente, no despierta. Efectivamente, algo no anda como debería hacerlo.

 

 

Queremos saber tu opinión