Alta tecnología

Maribel Romero Soler · Elche (Alicante) 

Soy el prototipo del abogado perfecto, un nuevo concepto de asistencia letrada. Insobornable, justo, legal. Algo impensado en el comportamiento humano. No tengo mano izquierda, tampoco buen olfato, ni siquiera vista de lince, pero a la mínima señal de delito me pongo a funcionar. Uso la misma batería que un teléfono móvil, soy ligero como una pluma y quepo en un bolso. Diseño japonés. Mis prestaciones son inmejorables pero temo que los técnicos que trabajaron en mi creación cometieron un grave error: me incorporaron sentimientos. El día de la personación en mi último juicio el magistrado me confundió con un mp4. Y, sinceramente, me dolió.

 

 

Queremos saber tu opinión