Vencedores o vencidos

Manuel López-Ayala · Fuengirola (Málaga) 

Con diligencia he tirado al riachuelo que pasa por mi almohada la pistola con que le maté.Parece mentira atado como estoy como he podido meterle una bala en la cabeza y desprenderme del arma cuando yo también debo estar muerto, no sé si del todo o lo he soñado justo el día de mi boda con la viuda de este magistrado americano que en Nuremberg me condenó a muerte,aunque no recuerdo si fue ayer o en la segunda guerra mundial pero tuve que matarle con todas las de la ley para evitar mi ejecución y de paso disfrutar de su atribulada mujer porque desde hace una eternidad oigo gritos por todas partes y a todas horas.Desconozco si son los mios o los de mis carceleros vestidos de blanco.

 

 

Queremos saber tu opinión