Margarets Law

Joan Iglesias · Hospitalet de Llobregat (Barcelona) 

Y en el que había de ser el más importante día de su vida, Margaret Carlton tuvo que recordar la vieja historia familiar que contaba que en aquel arroyo que resbalaba ahora a sus pies encontró la muerte por una bala el fundador del linaje, Paul Carlton, el abogado que libró de la horca a forajidos y a hacendados, uno de los cuales en pago habría de matarle en aquella misma Finca: Eleazar Farlow. Margaret se dedicaba a los divorcios, especialidad menos peligrosa que la de aquel predecesor que defendía de la Ley a prósperos ganaderos y a salteadores de diligencias. A orillas del riachuelo que bordeaba el rancho del clan del novio, Margaret Carlton resolvió implacable que la boda que hoy le uniría a James Farlow sellaría aquella antigua historia con amor…, o con un divorcio con el que arrebataría toda la fortuna al tataranieto del asesino.

 

 

Queremos saber tu opinión