Era de esperar

David Navarro Manich · Barcelona 

(Tres, dos, uno… FUEGO!) Creía que en estos casos veías pasar toda tu vida por delante: los paseos por el parque, la boda, las manifestaciones, el final de la guerra… Y mi familia preocupada porque me despacharon del bufete por “idealista”. Ahora, des de las alturas, se ve todo más bonito: las casitas bien colocadas, el riachuelo serpenteando, la ciudad siguiendo su curso… Mi abuela siempre lo decía: “con diligencia y siendo un hombre de Ley, ¡llegarás bien arriba!”. Hombre, razón no le faltó, pero creo que tendré que ir a hablar con éstos de la ETT… El Derecho Romano es difícil de sacar, pero ser hombre-bala acabará conmigo.

 

 

Queremos saber tu opinión