Donde las dan…

Francisca Villalta González · Tomelloso (Ciudad Real) 

¡¨Desea la acusada exponer algo antes de que se dicte sentencia?… -un ligero codazo del abogado defensor le hizo desviar la mirada del riachuelo que en su lento discurrir podía verse a través de la ventana abierta del juzgado. Señoría, -contestó la acusada-, quise dejarle, pero el nunca me lo permitió. Solía acusarme de no actuar con diligencia. Solía decirme que una buena esposa tiene la obligación de obedecer y satisfacer a su marido. -Y con toda la serenidad de quién se ha quitado un gran peso de encima continuó diciéndo…-Entiendo que usted como juez debe hacer que se cumpla la ley. No hay peor prisión que la que he padecido desde el día de mi desafortunada boda. Sí, con la misma pistola con la que me amenazaba y mientras dormia, le metí una bala por el culo, y no me arrepiento.

 

 

Queremos saber tu opinión