Caravana de mujeres

Mª Augusta Cardoso Baptista · Sevilla 

Sabía que le iba a tocar a ella. Nunca había tenido suerte. Los peores casos del Turno de Oficio eran siempre suyos. Se había enterado por los informativos de la noticia: la caravana de mujeres que el pueblo de Pau había preparado para concertar bodas entre los solteros de la comarca, terminó en tragedia. Una bala se había llevado por delante a su único agente de la ley. Los celos fueron el detonante. Incluso actuando con diligencia, la defensa sería bastante difícil. Pero lo peor estaba por llegar. Cuando leyó el informe policial se fijó en la fotografía del detenido. ¡No podía creérselo! ¡Era su ligue del Chat! ¿Qué otra cosa podría salir mal? No había terminado de parar el taxi, cuando el agua sucia acumulada en un bache, impactó sobre su cuerpo. Minúsculos riachuelos estamparon de negro su impoluto vestido. Sus lágrimas, impregnadas de rimel, ayudaron.

 

 

Queremos saber tu opinión