SUEí‘OS CUMPLIDOS

AINHOA PEREZ DONAT · Madrid 

Estoy aquí, en la oscuridad de la noche, aprovechando el insomnio que me provocan los nervios de ver tu carita por primera vez, intentando esclarecer los hechos de este litigio que me tiene tan preocupada y ocupada. Estoy cansada; siento mis párpados pesados como el plomo mientras reviso los documentos que guardo en mi cartapacio. Mientras, te miro como te mueves dentro de mi vientre y pienso que cuando estés en mis brazos, todo este asunto estará solucionado porque con solo sentirte dentro, siento que puedo esquivar cada socavón, bache e imprevisto que me encuentro por el camino. Mirándote me siento bien, tranquila, con mucha paz interior y capaz de atravesar cualquier largo y duro desierto a lomos de un gran camello sin derramar una sola gota de sudor. Y es entonces, en ese momento, cuando me siento feliz por haber cumplido mis sueños: ser abogada y ser mamá.

 

 

Queremos saber tu opinión