Promoción

Macarena Ruiz · Alcobendas (Madrid) 

Necesitaba aire fresco. Hacía años que los asuntos con la Administración habían monopolizado mi archivo, y a la vez me habían desmotivado. Mi argumento para pelear multas de tráfico era una escoria. Por eso confié en que la juventud de Santi me contagiara esa ilusión que yo también tenía cuando era becario del Despacho de Ernesto, si bien no tan desarrollada. ¡l dominaba el trato con clientes, me llevaba a lugares impensables para mí, decía que teníamos que estar en los partidos de fútbol, en las huelgas, en las fiestas locales, en tiendas de ropa de moda… el «motivo da igual, lo importante es el tumulto». Las cosas cambiaron a mejor, ¡pero nunca pensé que acabaríamos promocionando mi pequeño despacho en una aldea china! Sin duda me quedaba mucho derecho internacional por delante…

 

 

Queremos saber tu opinión