INGENIO MORTAL

Pablo Herrero Ponce · Tenerife 

Conocía mi conferencia sobre “doctrina aplicable a los derechos audiovisuales”. _Quiero distribuir unas imágenes que darán la vuelta al mundo_ dijo. Me ofrecía la mitad del rendimiento únicamente por redactar el contrato y seguir sus instrucciones. Los trabajadores prescindibles pagaban el pato de la crisis, su hijo debía operarse y la ejecución hipotecaria auguraba un rápido desahucio. Llegado el día acudí al lugar acordado con dos cámaras amigos míos. Les dijo dónde enfocar y, con lágrimas en los ojos, me entregó una especie de diario. _Esperen un minuto_ dijo antes de desaparecer. No entendí nada hasta que le vi saltando en llamas desde un vigésimo piso. Tuvo razón, conseguí millones para su familia, telediarios, debates, programas televisivos… La siniestra historia de denuncia y sacrificio se vendió en más de cincuenta países acompañada de las imágenes en HD… En Hollywood ya están rodando la película.

 

 

 

Queremos saber tu opinión