El guión de la defensa

Lita Rivas Folgar · A Coruña 

Mi primera clase en la Facultad de Derecho, y mis alumnos me plantean empezar de forma distendida, con un ejercicio de estrategias para elaborar una buena defensa. Se trata de hacer un guion con los pasos a seguir y que además contenga un total de cinco palabras escogidas al azar, sin relación y que resultan ser: argumento, escoria, becario, china y tumulto. Cada alumno elabora una frase: encargar el trabajo de campo a un becario (rinde mucho y es mano de obra barata); intentar encontrar siempre un argumento irrebatible; pase lo que pase, hay que ser siempre la china en el zapato del Ministerio Fiscal; ante situaciones de emergencia, indagar en los bajos fondos y tratar con la escoria de la sociedad. Se produce un silencio… y una voz al fondo, exclama: ¡En caso de tumulto en la sala, proteger al juez con la vida

 

 

 

Queremos saber tu opinión