Derechos y libertades

Rubén Gozalo Ledesma · Salamanca 

Mi mano derecha se ha vuelto loca. No quiere saber nada de mí. A veces, hasta llora y las lágrimas cubren sus dedos. Hoy, en el tribunal, se ha negado a firmar una orden de desahucio. Pasado mañana tengo una conferencia en la Universidad de Salamanca y no quiere escribir mi discurso sobre la doctrina jurídica en el Siglo XVII. Cuando coge el lápiz solo dibuja ranas o algún pato. A veces, encadena palabras que escribe en los márgenes de los folios. Exige igualdad, respeto, no tener que hurgar en mi bragueta cuando acudo al baño y poder manosear más tiempo el trasero de mi novia. No me gusta que piense por mí, que tome sus propias decisiones. Esta tarde, al despertarme de la siesta, la he sorprendido con mis apuntes de derecho. Me he callado y no he dicho nada, pero creo que está pensando en llevarme a juicio.

 

 

Queremos saber tu opinión