RECIBO SOLA

Juan Francisco Mármol Aroca · Vélez-Málaga (Málaga) 

“Recibo sola” rezaba la última frase del anuncio de la sección relax del periódico que hojeé mientras esperaba a ser llamado para sentarme en el banquillo. El juicio concluyó con un pacto con la fiscal, y ya vería si informaba favorablemente respecto de la suspensión de la condena. La chica del anuncio se identificaba “joven culta, atractiva, servicial”. Era la primera vez que requería los servicios de una señorita de compañía, por lo que cuando llegué al hotel en el que me citó por teléfono estaba tan nervioso que alivié mi ansiedad con dos vermuts con gaseosa. Me sonaba aquella voz melosa que me citó allí. Cuando llamé a la puerta me abrió, embutida en un precioso picardías, la fiscal de la mañana, pero no me reconoció; seguramente en el juicio ni me miró la cara. Espero que se pronuncie respecto de la suspensión de la pena.

 

 

 

Queremos saber tu opinión