Premio sustancioso

Elisa García García · Burgos 

—Te he visto cansado en la procesión y es tarde ¿Porqué no te acuestas? —pregunté a mi marido. —Tengo un caso entre manos muy interesante y quiero perfilarlo —contestó el abogado— Sospecha de plagio. Mi cliente es un escritor al que han calcado una novela, y el otro, el ladrón, ha ganado el premio Planeta. —¡Menudo pájaro! —le digo— aunque tu cliente tendrá que demostrarlo. —Lo bueno es que habrá revuelo y todos saldremos en los periódicos. —¿Y si el fallo es desfavorable para tu cliente? Tal vez no te interese. —Salir en los papeles hará que mi nombre resulte conocido. —¿Y quien te dice que no lo han planeado entre los dos? —Seguramente, pero me da igual, la prensa será mi mejor trampolín, además el premio es muy sustancioso y quiero un trozo del pastel.

 

 

Queremos saber tu opinión