PASANTE

JON¡µS REBOLLO MARTí–N · LEGAN¡S (MADRID) 

Hoy acabo mi pasantía, me voy por mi cuenta, tengo resaca de felicidad, sé que el principio no será fácil, que el número de despachos es infinito y que con el turno de oficio apenas cubriré gastos, pero se acabaron las esperas en el decanato, lidiar con los funcionarios del juzgado, ver pasar minutas de honorarios que multiplican por cien mi salario y en el mejor de los casos, asistir a unas diligencias preliminares pero sin penetrar a fondo en el asunto. Espero que este tiempo dedicado no sea en vano y que al menos en mi nueva etapa pueda pedir socorro a aquél que puntualmente pagaba mi nómina en forma de abono transporte. Por todo lo expuesto digo: Que por medio del presente escrito dejo mi juramento que nunca explotaré a un pasante y suplico a mis compañeros se sirvan admitirlo y en lo sucesivo cesen este comportamiento.

 

 

Queremos saber tu opinión