FUKUSHIMA

FRANCISCO RAFAEL OJEDA LEIVA · Aguilar de la Frontera (Córdoba) 

“Apocalipsis nuclear en Japón”, “El fallo en la Central de Fukushima amenaza el planeta”, rezan los titulares del diario, es deprimente, estoy harto, me estoy planteando abandonar la costumbre de leer el periódico a primera hora de la mañana. Mientras tanto, en este lado del mundo, yo sigo en mi despacho, delante del ordenador, trabajando en el caso de un sospechoso de estafa múltiple, un pájaro de cuidado que no ha trabajado en su vida, un parásito de la sociedad. Es verdad que no debo juzgar a mis clientes, que me debo al sacrosanto deber de defensa, pero hoy es Viernes Santo y debería estar en la Procesión, alumbrando. Creo que me voy a rezar a Jesús Nazareno para que el mundo sea bueno y siga saliendo el sol por Fukushima. El lunes, Dios dirá, espero que ese estafador por lo menos sepa rezar.

 

 

Queremos saber tu opinión