Congresos

Elsa Ojeda Rubio · Bilbao (Vizcaya) 

‘- Socorro. La voz al otro lado del teléfono le despertó bruscamente. – Socorro. No supo que contestar. – Pero… La línea se cortó antes de que pudiera decir algo. Estranguló el juramento en las tripas, sacó un trozo de papel arrugado de la mesilla

 

 

Queremos saber tu opinión