COMPROMISO

Fernando Bedoya Londoño · Caquetá-Colombia 

El amanecer con su frescor me sacó de la resaca y pese a las circunstancias hice de nuevo mi juramento: no vuelvo a engañar a Julieta-mi esposa desde hace veinte años- la que me conoció desde el principio como estudiante de leyes y asistió a mi graduación como abogado; la que me vio trasnochar estudiando las defensas que debía afrontar y celebró conmigo ser el número uno en los juzgados. Hoy he vuelto a caer. Sin embargo le he gritado ¡socorro! cuando la llamé. No recuerdo el número de veces que he caído, pero sé que llegará a rescatarme. El arreglo que hicimos dice que heredará mis bienes si muero acostado en mi cama matrimonial.

 

 

Queremos saber tu opinión