ALEVOSíA Y PREMEDITACIÓN

PILAR ARENAS NIETO · ALJARAQUE (HUELVA) 

Deseaba ser como el brillante, apuesto y temible abogado Julián Mantle, antes de que se convirtiera en «El monje que vendió su Ferrari». Después del último número que montó en el juzgado, hizo juramento de no volverlo a probar. Al principio pensó que sería fácil. Según caminaba afanosamente, por la resbaladiza arena, que la resaca una vez más había sembrado de desperdicios, tropezó de nuevo con la botella. Dentro un desesperado mensaje: Socorro.

 

 

 

Queremos saber tu opinión