A BUENAS HORAS

MAYTE GONZÁLEZ-MOZOS · TOLEDO 

Llegamos todos de negro, alineados; en procesión. Ahora, cuando nos hemos jubilado analizo con lupa aquella foto; la de la orla del 68 de Derecho, entonces la preocupación era el sexo. Y descubro un fallo: mi mujer no mira al pájaro de la cámara, sino a su compañero Luis. Él, bajo el birrete le guiña un ojo. La sospecha se ha convertido en celos, y éstos en certeza. Hoy, con todo el tiempo para el ocio, además de la contaminación del planeta, me preocupa mi mujer cada vez que sale.

 

 

Queremos saber tu opinión