Imagen de perfilLECCIÓN DE DERECHO

Germán Michoa Pinilla 

A mi padre discriminar a las mujeres desde su posición de jefe le parece un asunto de vital importancia para la buena marcha de su bufete. Ya no recuerda ver a su madre arrodillada limpiando escaleras para pagarle la carrera de Derecho y darle así una oportunidad en la vida. La brecha salarial le parece justa porque una mujer no tiene la dedicación de un hombre. La desigualdad existe porque somos distintos y el hombre es mejor. Ese es el refuerzo positivo que siempre encontré en casa. Estudié y conseguí un empleo con él. Hoy soy su mejor abogado. Gano más casos que sus otros empleados y piensa en hacerme socio. Ha sido cómodo llevar zapato plano pero el traje de chaqueta me produce urticaria. En mi último juicio entramos juntos en el servicio de caballeros. Se quedó de piedra cuando reconoció en su hija a su mejor abogad@.

 

+9

 

Queremos saber tu opinión

2 comentarios

  • Toda una lección, sin duda, la que esta hija ha dado a su padre. Ella tuvo que superar muchas trabas, disfrazarse y disimular, al tiempo que demostraba su valía, pero seguro que todo mereció la pena, con tal de ver esa cara de piedra que se le quedó al hombre cuando descubrió todo. A partir de entonces su vida ya no podrá ser igual, nunca es tarde para cambiar, dicen.
    Una historia sobre una heroína que supo poner a las claras la realidad por la fuerza de los hechos.
    Un saludo, Germán