Martina se va

Macarena Ruiz Marín · Alcobendas, Madrid 

De todos los recursos de apelación contra sentencias de divorcio, este es el mas difícil. El Juez entiende que lo mejor es que Martina esté con su madre. Quizás no le he dedicado todo el tiempo necesario en mi empeño por sacar adelante el despacho. Ni siquiera supe ponerle el botón de su chaqueta preferida el dia de la función de teatro… Pero oye, ¡Que le compre ese saxofón de juguete que tanto quería! Creo que Su Señoría se ha excedido, yo no tenía obsesión por explicarle el objeto de la expropiación, sino que ese asunto me quitaba el sueño y leerle Caperucita, al igual que a Martina, me dormía. Tampoco veo problema en que mi niña confunda «razón» con «dacion», ¡tan solo tiene tres años! ¡Nada tiene que ver con mi estudio sobre la Reforma de la Ley Hipotecaria, por Dios!

 

 

Queremos saber tu opinión