Iustitia

Miguel Ruiz-Ocaña González · MADRID 

Fue el proyecto estrella del Ministerio de Justicia. Diez años de duro trabajo para desarrollar «Iustitia». Un software capaz de realizar prácticamente cualquier trámite legal con sólo ocho golpes de ratón. Gracias a la sencillez de su buscador avanzado, a la accesibilidad del amplio índice temático y a los múltiples menús de ayuda pronto se hizo sumamente popular. Lo único que se requería era acceso a internet y pagar la comisión pertinente introduciendo la clave de la tarjeta de crédito. Pero la sencillez de «Iustitia» era sólo aparente. Conformado por una ingente base de datos y en función de los parámetros preestablecidos, valoraba las pruebas, precedentes, testimonios, peritajes… todo, logrando sentenciar cualquier pleito en base a la fiabilidad estadística. Así, a pesar de mis quince años de experiencia en la abogacía, al ser detenido con un libro en soporte de papel me condenaron a la hoguera por brujería.

 

 

Queremos saber tu opinión