Ninot Indultat

Benedicto Torres Caballer · Valencia 

Milagrosamente siento, aunque inmóvil, el templado sol valenciano mientras la comisión fallera pasa ante mí portando majestuosos ramos para la ofrenda floral a la Virgen. Un fallero se retira momentáneamente para tirar un “masclet”, haciendo retumbar la calle. Un asustado turista me hace una fotografía; luego, apuntando hacia arriba, dispara otra al motivo principal: Iustitia de doce metros con un parche en el ojo sujetando una balanza torcida. Frente a mí veo un magistrado con la cara verde y un traje de la marca Gurtel sobre su mesa. A mi lado, un enjuto abogado se tira de los pelos. Yo, ninot de 120-60-100, con escotada blusita y minifalda, hago la burla a mi colega. Un niño se acerca y lee mi cartel. –Mamá, lee esto: “La letrada con su buen argumento convierte la causa perdida en sobreseimiento”. ¿También la quemarán? –pregunta entristecido. Me despego y corro estirándome la minifalda.

 

 

Queremos saber tu opinión