No más patatas

Rafael García Martín · Algorta (Vizcaya) 

Anoche soñé que estaba en una cacería. Suelo tener sueños absurdos, sobre todo si la cena incluye patatas. En una ocasión soñé que era una gominola, pero eso fue el mes pasado. La huelga de funcionarios había paralizado la actividad judicial, por lo que mis compañeros de pasantía y yo, decidimos ir a pegar tiros a la dehesa. Yo disparé a un pichón, pero en la incoherencia del sueño resultó ser mi jefe, que, al ser alcanzado, cayó al suelo desde gran altura. Al tocar tierra, milagrosamente ileso, vino hacia mí amenazándome con un legajo que contenía un caso de robo con intimidación. Quise decirle que era un sueño pero fue inútil, así que allí mismo tuve que ponerme a trabajar, mientras él me llamaba gandul, hecho una fiera. Prometo que, si el despertador suena antes de ir a juicio, no volveré a cenar patatas.

 

 

Queremos saber tu opinión