Licenciado en Derecho

Eva María Requejo Fernández · Mieres (Asturias) 

Había terminado la carrera ¡Por fin! Como quería mi padre, ya era LICENCIADO EN DERECHO. Pensaba que ya había conseguido la meta pero no, nada más lejos de la realidad. Mi padre ya lo tenía todo preparado, o entraba en el “partido” y hacía carrera política, o entraba en un despacho (de un amigo, claro) y me convertía en «Letrado». Me sentía como un pichón al vuelo. En esa tesitura estaba mientras cenaba lo que mi madre me había preparado (nadie cocina como una madre). En la televisión las noticias se sucedían, huelga de trabajadores que veían pisoteados sus derechos (me haría letrado), Ministro que acude a cacería (me haría político), instrucciones de sumarios con legajos interminables (sí, sí, político); y un anuncio, “Despacho de abogados de prestigio realiza examen a aspirantes a pasantía por módicos precios”. Decidido: “Papá, ¡MAÑANA VAMOS AL PARTIDO!».

 

 

Queremos saber tu opinión