Entrevista de trabajo

José Miguel Bolívar Maldonado 

Los días de cacería el bufete estaba más tranquilo. La secretaría llamaba a su pichón, poníamos la radio y nos íbamos media hora antes. Sin los jefes nos ceñíamos a los servicios mínimos, como en la huelga. Yo, que me encargaba de temas de pasantía, leía a fondo la sección de deportes de todos los periódicos. Meses después supimos que los tres socios del despacho habían instalado cámaras. Por eso se iban con más frecuencia al campo. No avisaron. Distribuí un legajo para recoger firmas entre los de la oficina. No tenían derecho a filmarnos. Obtuve poca respuesta. Fui a juicio. Un error porque los abogados eran ellos Alegaron holganza. Aún pago costas. Busco trabajo. Cronista deportivo. Vocacional, ¿sabe? Dejo el derecho. Pruebo de plumilla. Estaría dispuesto a hacer partidos de cualquier categoría. Conozco cómo va la liga en todas las divisiones regionales. Mientras no me grabe, aquí me tiene.

 

 

Queremos saber tu opinión