Todavía seguía allí

José Agustín Navarro · Alicante 

REUNIDOS en Audiencia Pública el 3 de Diciembre de 1999 en el Ilustre Colegio de Abogados de Tegucigalpa; ATENDIENDO a los datos aportados por las encuestas a críticos literarios; CONSIDERANDO: Que el fiscal D. Armando Instrucción Alegre no ha podido determinar que el acusado naciera en el Jurásico, ni que regresara de una burbuja en el tiempo, y por ende resulta materialmente imposible que éste pudiera causar maltrato alguno a los animales; Que la defensa a cargo de la letrada Dª María Presentación Decreto Cumplido demostró, tras concienzudas relecturas irónicas del texto, que detrás del seudónimo “El dinosaurio” no se oculta criminal depravado ni soborno con mochila a magistrado; Que el escritor procesado jamás insinuó que doncella alguna yaciera en el camerino de los Rolling Stones; DECLARAMOS a Augusto Monterroso inocente del delito de extinción del dinosaurio, y culpable de las acusaciones de alegoría kafkiana y cuento apocalíptico.

 

 

Queremos saber tu opinión