Premonición

Mónica Vielba Serrano · Valladolid 

Mi hijo es vidente. Aún no ha nacido, pero predice el resultado de mis juicios. Absorbe como una esponja todos mis conocimientos por el cordón umbilical y me revela el resultado del proceso. Me envía señales. Durante la noche analiza las pruebas en su conjunto y si el día de la vista me levanto sintiendo patadas en mi vientre, la sentencia será estimatoria, pero si me despierto con vómitos, el caso está perdido. Siempre acierta. Nadie me cree. Hoy tengo el procedimiento más importante de toda mi carrera, debo ganar, tanto mi prestigio, como mi permanencia en el bufete dependen de ello. Me desperté impaciente para ver su reacción. Pero es extraño, por primera vez, no he tenido ninguna señal. En medio del atasco de camino al Juzgado sentí que me ahogaba, baje la ventanilla del coche para respirar aire y en ese preciso momento rompí aguas. ¡¨Premonición?

 

 

Queremos saber tu opinión