Mala cara

Miguel Pasquau Liaño · Granada 

?Tienes mala cara?, me dijiste de pronto, y me quedé con mal cuerpo. Por la noche me miré en el espejo y vi un pijama con un abogado dentro que me miraba con semblante derrotado. Así que tienes razón. Entre buenos oficios y malos negocios se me escapa la vida. No hay gloria ni épica en mi vida, ni siquiera hay dinero: sólo hay papeles, trampas que me hacen ganar y verdades que me hacen perder. Necesito un revulsivo, no puedo seguir esperando que los boletos de la suerte o los cirios encendidos en capillas oscuras con santos caprichosos me traigan el futuro que imaginaba cuando juramos juntos. Así que has ganado: dejo la toga y me paso a las puñetas. Prepararé oposiciones al cuarto turno. Ya no tengo fuerzas ni ánimo para seguir pidiendo, y no quiero que nunca más me veas mala cara. Me rindo.

 

 

Queremos saber tu opinión