La mejor defensa

Juan Manuel Batuecas Florindo · Madrid 

Cinco kilómetros para la frontera. Ya casi llego. La única defensa es la huida. No puedo dejar de repetirme esa frase. Mi abogado me lo dijo. Vete. Desde hace años cada crimen se ha convertido en un espectáculo. Un negocio. Se ofrecían todo tipo de detalles. Reporteros y periodistas siempre montaban un cirio. Cada vez más audiencia, cada vez más periódicos vendidos. Nuestros líderes políticos proponían endurecer las leyes. Y se endurecieron. Una y otra vez. Desapareció el turno de oficio. El Estado no tiene porqué pagar la defensa de los delincuentes. Se eliminó la presunción de inocencia. El sospechoso es culpable salvo que se demuestre lo contrario. Si te denuncian te tocó la lotería. Sin comprar boleto. Por eso huyo.

 

 

Queremos saber tu opinión