La decisión

José Luis Luceño Oliva · Sevilla 

Abandonó su mochila a la entrada del despacho de su padre. Aquella habitación siempre había ejercido fascinación sobre él:la enorme mesa de madera atestada de expedientes,algún decreto fotocopiado, las estanterías repletas de libros, los diplomas en la pared, viejas fotos de su padre….Recordó la última vez que lo vio allí, con su amigo el juez Rojas,discutiendo acerca de la instrucción de un caso donde actuaría como abogado defensor. Recordó también como le hablaba de su profesión cuando era pequeño y le explicaba “los abogados ayudamos a las personas a solucionar sus problemas”. Las últimas semanas, el mismo día del funeral, su madre y sus hermanos mayores le habían mantenido en una burbuja. Ahora, de pie en aquel despacho, antes de salir para el instituto, sabía cómo contestar la encuesta que guardaba en su carpeta sobre la carrera a escoger: estudiaría Derecho,sería abogado… como su padre.

 

 

Queremos saber tu opinión