En sintonía

Mª Carmen Serrano · Murcia 

Estás callado, relajado…. Te dejas querer. ¿Qué estarás pensando? Paso la esponja por tu espalda con suavidad. A lo mejor tus recuerdos no distan tanto de los míos… Recuerdo el conjunto que estrené para el juicio, debía sentarme de maravilla, ya que más de uno sacó la cabeza por la ventanilla del coche para piropearme. Es verdad, pese a todo, soy demasiado coqueta para salir fea de casa. Sí, me sentía muy guapa, tú me comías con los ojos, mirándome desde el estrado, aunque a la vez, sé que me habrías matado de haber podido. El abogado que me asignó el bufete no hizo muy bien su trabajo. Por eso he tenido que hacerlo yo. ¿Verdad que estás de acuerdo conmigo? Es lo que tienen los muertos. Que nunca te contradicen.

 

 

Queremos saber tu opinión