Empatía

Laura Betancort Carrasco · Madrid 

13 de febrero Hoy me he levantado con un nudo en el estómago… No todos los días se estrena una como intérprete. Y menos en estas condiciones. Un compañero del bufete me recogió en coche y, después de que me regalara un gesto de complicidad (o compasión), bajé la ventanilla mientras absorbía como una esponja todos los datos del juicio. Pronto llegamos al juzgado donde tuve que interpretar (fatídica ascendencia húngara la mía) a una chica que presuntamente había asesinado a sangre fría a su compañero sentimental. Poco a poco me fui introduciendo en su piel. Logré emular a la perfección sus inflexiones, sus ademanes e incluso su desesperación. Finalmente, no sé cómo, acabé prendada de su conjunto. Tanto que, de regreso a casa, me detuve ante un expositor que exhibía un conjunto parecido. 14 de febrero Hoy me he levantado con olor a sangre en las manos.

 

 

Queremos saber tu opinión