De colores

Lola Sánchez Lázaro-Carrasco · Pozuelo de Alarcón (Madrid) 

Criada en una burbuja, mecida por un apacible mar rosa, irrumpiste en mi horizonte. Paulatinamente el rosa tornó gris; no eras lo que mi padre había soñado para mí. Ni mucho menos. Y su opinión siempre adquiría el valor de real decreto. Aún te recuerdo frente al portón de casa implorando unos minutos para realizar una encuesta. Con la mirada exhausta, desaliñado, casi vencido, aceptabas cualquier trabajo que te ayudara a costear tus estudios de derecho. Fue mi padre el que te cerró la puerta en las narices. Y fue mi padre el que me desheredó al saber que mi corazón lo guardabas en una pequeña mochila junto al resto de tus sentimientos. Y hoy, muchos años después, las tornas han cambiado. Alargas el proceso de instrucción; de tu mano pende la libertad de mi progenitor. Sé que no me defraudarás.

 

 

Queremos saber tu opinión