Receta navideña

Víctor Machado Carvajal · Las Palmas 

Para reformar una Constitución siga la siguiente receta: 1. Perciba el sentir popular. Piense y medite sobre qué pide la sociedad española cambiar. 2. Tome una fina brocha bien cargada de la mejor pintura para la ocasión. 3. Como medida de prevención, manténgase ajeno a cualquier crítica política, porque entonces no efectuará cambio alguno. 4. Abra las páginas de nuestra Constitución. Inspire profundo, y dispóngase a colorear esos huecos grises, sobre los que ni el más sabio de los magistrados ha sabido arrojar luz. 5. Por último, déjela secar por otros 30 años y si hay algo que no le ha convencido, diluya lo pintado en el agua de tanta nieve que estos días nos inunda.

 

 

Queremos saber tu opinión