Noche de museo

Ramón Fabián Vique · Buenos Aires (Argentina) 

El vigilante mira, extasiado, el cuadro titulado “Discusión”. – ¡Válgame Dios! ¡Nada dice la Constitución sobre vender condones en los colegios! –grita el sacerdote. – No sea ignorante –replica el juez–, nuestra Carga Magna es una ley marco; que no hable puntualmente de condones no quiere decir que no los contemple su espíritu. ¡Al contrario! Su espíritu obliga al Estado a velar por la salud de todos los ciudadanos; ergo, debe poner a disposición todos los medios para prevenir enfermedades. – Qué auspicioso resulta –ironiza el religioso– que un ateo consuetudinario como Su Señoría nos hable del espíritu… – Quizás tan auspicioso como que un meapilas como Usted mencione la Constitución –devuelve el magistrado. – ¡Promiscuo! – ¡Retrógrado! – ¡Darwinista! – ¡Comehostias! … – ¿Oyes las voces? –pregunta el vigilante–, ¡esta pintura habla! Acércate. – No deberíamos beber en horas de trabajo –comenta el compañero, mientras ve caer la nieve sobre el patio del Reina Sofía.

 

 

Queremos saber tu opinión