Levantamiento de cadáver

Iñaki Arbilla Ruiz · Pamplona 

‘-Suelte la pistola -ordenó el juez, flanqueado por dos policías con sus armas en alto. -Esa puta merecía morir -le espetó aquel energúmeno con la boca del cañón oprimiéndole la sien. -Suéltela -continuó el magistrado, que pese a su gruesa consti

 

 

Queremos saber tu opinión