El beso

Andrea Díaz 

El fiscal lo mira seriamente, -¡¨usted se lo robó?
El hombre afirma con un sí vergonzoso,-¡usted puede verla, sabe que imposible evitarlo!, dice tartamudeando.
El perito sentado a un costado afirma con la cabeza, -¡mi letra es clara en el informe que le entregué, yo confirmo lo que dice el acusado!
La mujer solloza, el juez ajusta sus lentes y observa.
-¡Usted vende verdura?
-¡sí!, dice el hombre y de muy buena calidad.
-¡¨Cuántas veces la atendió?
-¡Era la primera vez que la veía en el mercado!
-¡¨La vio indefensa entonces?
-¡No, para nada!, ella se acercó bastante a mí y como le dije no pude evitarlo, la verdad no se que me pasó, su belleza es incomparable, como el cuadro de Venus, no me arrepiento señor para nada.
Entonces como se declara usted, ¡¨culpable?
Si robar un beso por pasión es ser culpable, ¡sí señor!… soy culpable de robo.

 

 

Queremos saber tu opinión